Europa

Paris - Francia

París es la capital de Francia y constituye una de las ciudades más importantes e influyentes del mundo. Desde el punto de vista turístico, París es una de las ciudades más visitadas de Europa.  Es una ciudad que parece diseñada para el disfrute del viajero. Sus calles, plazas, edificios, jardines y monumentos parecen ideados para que cualquier persona que visite París desee volver. Visitar la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo o la Catedral de Notre Dame, acudir a un espectáculo de cabaret en el mítico Moulin Rouge, o bien pasear por algunos de los barrios más pintorescos de la ciudad como Montmartre o Montparnasse, son algunas de las experiencias que todo el mundo debería tener la ocasión de disfrutar. Cualquier excusa es buena para viajar a París, Y si tenes niños, ¿por qué no regalarles un viaje a Disneyland?

Florencia – Italia

Florencia sólo puede definirse de una forma, y esa es "la Ciudad del Arte". Firenze, como la llaman los italianos, es una pequeña metrópoli cultural que ofrece al visitante los mejores museos y galerías de arte en sus respectivos campos. Por sus museos, por sus tiendas de moda, por la insuperable cocina italiana, por disfrutar de un inolvidable atardecer en el Ponte Vecchio o por el simple hecho de ver al David de Miguel Ángel, ningún viajero quedará desencantado con Florencia. Florencia es un destino turístico que se puede disfrutar tanto en un día como durante una semana. Muchos visitantes optan por realizar una visita de un día desde Roma para conocer lo principal de la ciudad, mientras que otros necesitan una semana para disfrutar de todo el esplendor del arte florentino. Lo que es seguro es que ambos se quedarán con ganas de más y desearán volver a Florencia en el futuro.

Londres – Inglaterra

Londres, capital política y económica del Reino Unido, es una de las ciudades más visitadas del mundo debido a su carácter especial y cosmopolita. Imposible de describir a través de un texto, para conocer Londres es necesario visitarla y vivirla, dejando que el toque especial de la ciudad y sus gentes nos seduzcan a través de su acogedora inmensidad. Londres tiene algo que engancha y que a todo el mundo gusta. Londres es diversión, cultura, luces y color. Una ciudad capaz de sorprender tanto a quien la visita por primera vez, como a los que se enamoraron de ella y no pueden dejar de visitarla con asiduidad. En Londres podrás sentirte pequeño junto al impresionante Big Ben, contemplar el mundo a tus pies desde el London Eye o presenciar el conocidísimo Cambio de Guardia frente al Palacio de Buckingham.

Berlin – Alemania

Berlín, paraíso alemán, es una ciudad con muchísimas cosas, en las que no te podrás preguntar “qué hacer y que ver“, porque es un lugar perfecto para vacacionar. Destacada por ser capital de los eventos internacionales, con más de 400 ferias y congresos entre ellas la Semana verde Internacional, la Bolsa internacional de Turismo (ITB), entre otros. SPor su vida cultural, que abarca museos impresionantes, eventos constantes, cabaret, espectáculos y conciertos todo el año. También por ser una capital tranquila, puesto que el ruido, tránsito agobiante, y la contaminación no forman parte de su hermoso paisaje. Pero lo primordial que se destaca de Berlín es su Arquitectura, como lo podemos ver en la Puerta de Brandemburgo, Catedral de Berlín, Muro de Berlín y más.

Barcelona – España

Situada a orillas del Mediterráneo, Barcelona es una ciudad cosmopolita con una gran importancia tanto cultural como comercial, financiera y turística. Barcelona es una de las ciudades europeas más visitadas, tanto por los turistas deseosos de conocer la capital, como por los asistentes a los congresos, reuniones y todo tipo de exposiciones que se celebran en la ciudad. Barcelona posee una impresionante oferta cultural, contando con algunos interesantes museos como la Fundación Joan Miró o el Museo Picasso, aunque donde se aprecia realmente el arte que envuelve la ciudad es paseando por sus calles cargadas de encanto. La conocidísima Sagrada Familia o el sorprendente Parque Güell son algunas de las marcas con las que Antonio Gaudí decoró la ciudad de un modo espectacular. Pero Barcelona no es sólo arte, sino que también posee soleadas playas combinadas con una sugerente oferta gastronómica.

Politicas de privacidad